Follow by Email

domingo, 8 de julio de 2018

Año de buena música: Mozart


Año de buena música se complace en llegar y abrevar en la maravillosa vida de Mozart, que hay mucha sed. Juan Crisóstomo Wolfgang (Hijo de lobo) Teófilo (Amador) Mozart; para la mayoría de ustedes: Amadeus, nació en 1756 y falleció en el 1791 tras una corta pero muy fructífera vida musical.

https://es.wikipedia.org/wiki/Wolfgang_Amadeus_Mozart

Pero vayamos con mis discos que si quieren más datos pueden acudir a la Wikipedia; para conocer a Mozart me parece inexcusable comenzar por la música que compuso para piano, el pianoforte comenzaba a dar sus pasos y todavía muchas de sus primeras composiciones se interpretaron en clavecín. Las cuatro sonatas para piano que María Joao Pires grabó para el sello DENON me parecen insuperables, al menos por el momento. Sencilla y llanamente: ¡esto es Mozart!


Si no han podido escucharla en directo mucho lo siento pues se ha retirado de los conciertos y tendrán que escucharla en discos, pero sus interpretaciones quedan para la historia.
https://www.mundoclasico.com/articulo/30384/Maria-Joao-Pires-se-retira-definitivamente


Otro prodigioso intérprete al que no hay más remedio que acudir a las grabaciones es Horowitz; en este disco son unas sonatas para piano con las propinas de un Rondó y un Adagio. Sonido superlativo.


Una vez se haya usted empapado del piano mozartiano ya puede pasar a obras de mayor enjundia: los conciertos para piano y orquesta. En este caso la referencia para mi son las grabaciones de Clara Haskil para el sello Deutsche Grammophon,  cualquier disco que encuentre de ella seguro que le satisfará.
El propio Mozart reveló en alguna ocasión su secreto para interpretar: la mano izquierda. Hay que tener buena mano izquierda pues es la que lleva el tempo, es la que ha de llevar y mantener la medida, nunca ha de flotar sobre el teclado o perder paso, con la derecha se puede hacer hasta donde sea usted capaz.
¿Comprende ahora cómo funciona o debería funcionar la política? Pues así.


Hay otros intérpretes mozartianos muy interesantes, por ejemplo Friedrich Gulda, una grabación con la Filarmónica de Viena y Claudio Abbado al frente es muy recomendable.


Rudolf Serkin es otro gran pianista especialista en los conciertos de Mozart y sus grabaciones son excelentes.


Hay otros pianistas excelentes que se atreven con los conciertos de Mozart como André Previn y lo hacen muy bien, pero si quieren escuchar otra "mirada" sobre su música yo les recomiendo algún disco de Malcolm Bilson, por ejemplo este acompañado por The English Baroque Soloists dirigidos por John Eliot Gardiner. Estupendo.




Una pequeña muestra del buen hacer de los maestros Bilson y Gardiner.


Pero Mozart fue también un superclase interpretando al violín y para este instrumento también compuso mucha y buena música, para escuchar alguna de sus obras aconsejo comenzar por los maestros, no le defraudaran. Gidon Kremer es una referencia inmejorable, en esta grabación se acompaña de la Filarmónica de Viena dirigida por N. Harnoncourt, de propina el disco trae un dúo para violín y viola del maestro Kremer y el prodigioso Kim Kashkashian, al que tuve la gran suerte de escuchar en una ocasión en Las Palmas de Gran Canaria, ¡maravilloso!


Apasionese por la música, y nunca se arrepentirá.


Cuando les comenté la música de Haydn y Boccherini ya dejé escrito que un tipo de música muy popular en el siglo XVIII fue la de cámara, y Mozart también escribió maravillosa música para interpretar de modo recogido y lejos de las multitudes. Sus cuartetos dedicados a su amigo Haydn son una obra de arte inexcusable que todos deberíamos conocer.


Las grabaciones que el Quatuor Mosaïques realizó para el sello francés Astrée Auvidis me siguen pareciendo insuperables, si encuentran alguno de sus discos no lo dejen pasar. 


Y Mozart creó Las Disonancias, y triunfó. Para que me entiendan, habría que esperar hasta el siglo XX y que Pablo Picasso comenzara a desmontar la pintura, poniendo una oreja aquí y una boca allá, y que la gente le comprara los cuadros en vez de atizarle con ellos en la cabeza para entender lo que Mozart hizo con la música, la buena música, ¡casi siglo y medio antes!


Otro tipo de música muy popular en su época eran las sinfonías, así pues Mozart comenzó a componer desde su infancia. Se pueden encontrar grabaciones bastante aceptables de sus primeras obras como este disco del sello NAXOS con Nicholas Ward dirigiendo la Northern Chamber Orchestra.


Para conocer las sinfonías que compuso en su juventud qué mejor que Rafael Kubelik dirigiendo a La Orquesta Filarmónica de Viena. Pura seda, señor Amador.


También son muy interesantes las grabaciones que Hans Brüggen realizó con su Orquesta del Siglo XVIII para el sello Philips Classics.


Y llegamos a su conocida y encantadora Sinfonía Júpiter. Para mí no se ha mejorado las grabaciones que realizó Leonard Bernstein con la Filarmónica de Viena. Para gustos los colores.


Aquí tienen al maestro enseñándonos a escuchar la música, la buena música de Mozart. Alegría, jovialidad, expresividad.


¿Quién no ha escuchado alguna vez La Pequeña Serenata Nocturna? Galantería, la chica tras la reja con el abanico y el galán con el...la espada, ejem.
Una grabación de Karl Böhm no debería de perdersela. también existe alguna estupenda de H. von Karajan.


Por supuesto Mozart compuso mucha y buenísima música para el culto católico, mucha más que su buen amigo y catolicísimo Haydn, y por recomendar algo les indico su Misa Grande, una grabación para el sello DECCA que realizó Sir Georg Solti. Algo prodigioso, si tienen un buen equipo de música no se arrugen y pongan el dial a su gusto ¡y que suene! Mozart amaba la voz humana, la suya, la mía, la de mi cuñado, pero consiguió llevarla a unas cotas desconocidas por aquellos días. No dejen de escucharla.
¡Ah! habrán leído o escuchado que Amadeo en sus últimos años se hizo masón, por indicación de su amigo Haydn, pero es que en aquellos días no veían contradicción alguna en ello. No había llegado la onda de la Revolución Americana a Viena; ya se enterarían.


Para escuchar en condiciones su incompleto y maravilloso Requiem sí que me inclino por alguna grabación de Herbert von Karajan, por alguna razón ¿mística? las clavaba. Sus grabaciones son de primorosa referencia.


Un fragmento, Lacrimosa, para que disfruten de Mozart en manos del maestro Karajan.


Quedan todas sus óperas, un mundo aparte, por comentar, pero eso ya será otro año. Si no las conoce intente conseguir un disco de extractos como este: Lorin Maazel dirige maravillosamente a la Orquesta de la Ópera de París, Ruggero Raimondi se sale, pero que se sale, Kiri Te Kanawa, Teresa Berganza y, casi nadie, José van Dam ponen las voces principales. No se lo pierda.


Pulse enter sobre este vídeo y le aseguro que quedará enamorado a perpetuidad de la música mozartiana, como le ocurrió al que esto suscribe.
La música, excelsa cazadora, le tendrá prendido y prendado para siempre, ¿ya lo está notando, verdad?
Yo aún no he llegado a las 1.003, pero camino llevamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario