Follow by Email

jueves, 3 de mayo de 2018

XVIII Campamento Regional de Montaña, en Liegos, León, 2005. Clausura.

El domingo día 24 de julio tras la bonita marcha a Peña Mora y el Valle Becenes  realizamos una cena de hermandad en el restaurante La Bolera. Eulogio y Estrella con su insuperable labor callada hicieron que todo saliera a la perfección una vez más. Pero tan insuperable que no entrábamos todos en el recién ampliado y reformado restaurante.
http://www.restaurantelabolera.es/

Pero todos los asistentes a la cena quedaron encantados y bien cenados, especialmente contentos los deportistas que vinieron de otras provincias de Castilla y León.

Así que con mi escuadra de asalto nos fuimos a cenar a Burón, al estupendo restaurante Gure Txoko, en plan vasco, pues, y que si quedaría una cococha y algún chuletón de buey, pues.

¡El ataque de las mujeres tiburón! No hay chuletón que se les resista. Lo pasamos fenomenal y cenamos de lujo. Muy recomendable restaurante si andan por la zona y sienten hambre. ¡Hambre!

Y aún llegamos a tiempo antes de que la tropa terminara con los cafés y chupitos para prepararles una queimada. Los conjuros salieron...bueno así come sí o come sa. El caso era darle un buen remate al campamento. Pues había compañeros que al día siguiente se marchaban temprano a sus hogares,

Si hablamos de Liegos no podemos olvidar a mi amiga Alba que con sus tertulias nos animaba todas las tardes a la espera de la cena y jolgorio consiguiente. Y además nos hizo de guía de lujo al día siguiente en la subida al Pico Recacabiello. Alba cuidate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario