Follow by Email

sábado, 5 de mayo de 2018

Pico Pienzu, Sierra del Sueve, marzo de 2006.

Una de las montañas míticas de Asturias es precisamente La Sierra del Sueve, y tiene su razón de ser. Yo no la conocía en aquellas fechas y todo lo más me sonaba era el Puerto del Fito por mi afición ciclista, pero ocurrió que mi hermano Javier Paniagua se fue a conocerla en el mes de marzo del 2006 y me pasó las fotos. No había duda tenía que ir y llevar conmigo a los compañeros del SLAC-Collado Jermoso.
Pero vayamos con las fotos de mi hermano Javi.

Desde el Mirador del Fito tenemos bien a la vista El Sueve y su cima más alta: Pico Pienzu.

Pero también, si miramos a la salida del sol, tenemos a Los Picos de Europa. En primera plana El Cornión de Las Peñas Santas y más allá el Macizo central con Torrecerredo sobresaliendo por encima de todas.

También tenemos a la vista las peñas Pileñes y Ten, la mole del Tiatordos y muchas más. ¿Qué hacemos aquí? Vamos a pisar praos.

Dejando el coche en el aparcamiento del mirador comenzamos a caminar en dirección sur, rodeando la Peña del Fito nos iremos arrimando al Sueve.


Hay que andar un buen rato hasta alcanzar la Llanada del Bustaco y las cabañas de los pastores. De ahí se sube al Collado Beluenzu y ya en derechito subiremos a la cima, a la derecha de la foto.

En caso de duda la cumbre está bien marcada con una gran cruz realizada con una torreta de alta tensión. El Pienzu tiene tan solo 1160 metros de altitud, pero su fama viene de otra cosa.

En su parte sur tiene una zona kárstica llamada Les Cuerres y el Pico Mirueñu.


Domina toda la zona de Infiesto y más allá hasta la Cordillera Cantábrica con su pequeña altitud.


Desde El Sueve si miramos al norte podemos observar la costa asturiana;  justo a nuestros pies y a la derecha tenemos Ribadesella y más cerca Vega. Estamos pegando al mar.


Más centrados tenemos a tiro de escupitajo Berbes y Caravia.

Un poco más allá tenemos Colunga, La Isla con su preciosa playa y en la rinconada Lastres.


Podemos tomar café o comer el bocadillo al pie de la cruz refugiados del viento junto a las cabañas de los chicos de telecomunicaciones.

En la bajada podemos ir haciendo amigos, pero muchos amigos, naturales del país.

De regreso a las cabañas de Amor raro será que no veamos a unos preciosos caballitos, son los famosos Asturcones del Sueve.

Ya solo nos resta regresar al Mirador del Fito y después bajar hasta Playa Espasa a tomar una sidra o algo, digo yo. ¿Les ha gustado? Meses después iría yo con dos autocares llenos de amigos leoneses a conocer el pico y los asturcones.

El plano de la Sierra del Sueve y el Pico Pienzu con la ruta resaltada por si quieren ir un día a conocerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario