Follow by Email

miércoles, 28 de marzo de 2018

Nueva visita a Orense, In Tempore Sueborum exposiciones.

Una corta y rápida visita a Ourense y en esta ocasión no fue siguiendo los rastros del rey Ramiro y sus nobles caballeros palatinos sino para ver las maravillosas exposiciones del Proyecto Europeo In Tempore Sueborum. Pero primero rendir visita a la catedral orensana que siempre me sorprende con algún detalle que en visitas anteriores se me hubiera pasado desapercibido.
http://www.intemporesueborum.es/es/

Una de las sorpresas que me he llevado es que cobran al entrar en la catedral, 5 euritos: barato me parece para los tesoros que en ella se guardan. Tienen que cuidar esas humedades de la fachada norte no vaya a sufrir más el edificio.

Siempre hay algún detalle por el que había pasado de largo en anteriores visitas, una foto deprisa y corriendo y continuar la visita. Vivimos una película tal que cuando aparecen los protagonistas los que somos extras en la misma nos pegamos unos trompazos tremendos, todavía me resiento de la última caída del caballo que me llevé.

Me encanta esta Puerta Hacia el Más...¿Pa´Allá? Sus autores, unos genios, dejaron un buen montón de ideas sobre lo que se encuentra al otro lado. Agradecido les estoy, no me vaya a perder un día.

Un cuadro en el que no había caído, una excelsa maravilla a todas luces. Prodigioso en su mensaje y en su realización, poco valorado, desde luego. Namasté, que la vida son capas de luz y formas y su intención siempre es preclara.

Me encanta su Pórtico del Paraíso y tras la última restauración ha quedado muy bonito. Un gran trabajo, desde luego.

Me parece sentir por momentos el aliento de la Reina Arpía, pero, lo siento, he dejado de escribir. Es echar piedras al río tal y como están las cosas.
http://catedralourense.com/el-portico-del-paraiso/

Algún día me gustaría hacer una visita más calma y con enjundia y parar a echar una partida al alquerque o algo similar, como en los viejos tiempos, ¿hace o no hace?


También por fuera la catedral de Orense es un festín para los sentidos y muy agradecida para quien sepa observar.

Esta columna siempre me llamó la atención, yo siempre supuse que era donde venían las brujas de la comarca a afilarse las uñas pero hete aquí que aparece ahora, recién limpiada, una curiosa pareidolia, ¿ustedes que opinan?
¿Mis uñas? bien, ¿nunca escuchó hablar de los afiladores de Ourense? Siempre me las dejan estupendas.


Es una ciudad donde se alterna y se come muy bien, docenas de lugares donde tomar un estupendo vino blanco o un mencía de categoría. Tocaba visitar los museos donde se lleva a cabo In Tempore Sueborum, pero eso lo comentaré en Camino de las luciérnagas.

Me sentí todo el tiempo muy bien acompañado por mis amiguitos los Hazos Suevos, ¿no son guapos ellos? La influencia de la cultura sueva en Hispania es un enigma por el momento, les pondré algún ejemplo:

Este menú en La Taberna do Perico, a excepción de la patata y el tomate, se lo hubiera tomado un suevo sin pensarlo mucho. Eran bárbaros no tontos.