Follow by Email

sábado, 17 de febrero de 2018

Utilizar la temperatura de color de la luz para mejorar el agua. Les diré cómo hacerlo.

¿Alguna vez han pensado en tomar una copa de agua con diferente graduación energética? Sí, agua, beber agua, tomar agua del grifo, si es de total confianza, o mineral de su marca favorita pero "subiendo su graduación energética". Es fácil, y les diré cómo hacerlo en su casa y con un sencillo experimento casero, ¿comprende usted la diferencia entre tomar el sol un día con los niveles ultravioletas al 1 o el 2 y otro cuando están al 11 o el 12? La diferencia es brutal, bien, pues algo así es lo que le propongo hacer con el agua para beber o cocinar.
El agua que sale del grifo, de la botella o del frigorífico es una agua que está "a oscuras", vamos a llevar el asunto a la luz, busquemos la luz y la naturaleza nos dará su enseñanza, sigan mi torpe explicación de tan complejo asunto.
En la foto superior expongo cuatro copitas con vidrios de diferentes tonalidades, amarillo, verde, azul y violeta, cuatro colores básicos que harán que su agua pase de casi muerta a algo energizado, tremendamente energizado. Simplemente usaremos la luz del sol y unos sencillos conocimientos de óptica.

Lord Kelvin descubrió hace siglos que la luz tiene lo que él denominó temperatura de color y nos legó su extraordinaria escala, la utilizaremos para saber lo que hacemos. El agua que sale del grifo o de la botella ha estado simple y llanamente a oscuras durante mucho tiempo por lo cual su estado vibratorio y energético es muy bajo, bajísimo, y les paso esta idea que hará que usted pueda utilizar el agua para subir su tono vital de la manera más simple que se me ha ocurrido hasta la fecha.
El agua quieta y a oscuras es similar a un sistema que no emite o emitiría señal plana, el agua expuesta al sol vibrará a la temperatura de la luz a la que le haya expuesto; ese agua quieta que sale del grifo o de la botella que ha comprado tan solo sirve para lavar cacharros, ropa y los suelos de la casa. El agua solarizada sirve para beber, cocinar o para regar las flores de sus tiestos, ¡y muchas cosas más!

El agua ha de ser removida, un movimiento de giro como el que realizan los aficionados a tomar una copa de vino, no agitada pues usted no está preparando un cóctel, la agitación necesaria ya la tendrán las moléculas de agua al haber sido solarizadas, si el vidrio es transparente se habrá solarizado a más de 5.000 º Kelvin, así de simple, de usted será si quiere una mayor o menor energía y vibración en el agua que va a beber.

¿Cómo conseguir que la luz, como se dice corrientemente, llegue hasta la última de las células que componen su organismo sin dañarlo? Bebiendo agua, simple y fácilmente pues de agua se alimentan todas.

Una nota para los amigos que hacen yoga: estoy seguro que este truco tan simple le hubiera encantado conocer a Sri Aurobindo y a Mere. La energía de alta vibración, la luz supradetodo, ¿cómo hacerla llegar hasta el último rincón del cuerpo humano? Va por ellos con mi agradecimiento, ¡bebiendo agua solarizada!
¿Usted comprende la diferencia entre tomar una copa de vino sin alcohol, un mosto digamos, un vino blanco de baja graduación, y un tintorro reserva bien curtido en barrica? Es vino, simplemente vino, ¿verdad? Pero, ¡cómo se nota!


Si usted tiene un envase mejor que el que expongo en las fotos utilícelo pero si no puede usar botellas de vino o similar, bien lavadas, ¡quiteles las etiquetas! No sea un marido desastroso como yo y déjelas bien limpias. Tenemos en las fotos anteriores botellas de vidrio amarillo, verde y azul como ejemplo. Simplemente tiene que llenarlas de agua y exponerlas a la luz solar, no tiene por qué ser directa, pueden estar perfectamente a la sombra.
Y volvemos a la escala Kelvin y nuestra óptica para aficionados: el vidrio amarillo absorbe de modo primario la luz amarilla y de secundario la luz azul, de muy alta temperatura y onda corta, relativamente. El vidrio verde absorbe la luz verde y además la luz violeta, de mayor temperatura luminosa y onda aún más corta que la azul. El vidrio azul a mayores absorbe la luz roja, de baja temperatura y la onda más larga entre las ondas que componen la luz visible. ¿Ve por dónde voy?
El vidrio filtrará la luz solar y concentrará en el agua un tipo específico de onda, de vibración, de energía solar. ¿Maravilloso, no le parece?
Con una hora de exposición a la luz solar será más que suficiente, si la expone al aire libre ponga tapón para que no entre polvo, virus, bacterias, mohos y otros pequeñísimos monstruos que hay en la atmósfera siempre flotando. Después puede beberla con toda tranquilidad e incluso guardarla en la nevera ya que pasarán horas antes de que su agua energizada pierda sus propiedades.

Vuelvo a exponerles la escala Kelvin por si usted quiere elegir la hora del día para poner el agua a la luz. Todo está en la naturaleza, excepto la estupidez humana. ¿De dónde he sacado la idea de darle color al agua para beber? Observen:

Un ejemplo de uva godello y otro de uva mencía, ¿observan el color de sus pellejos? La naturaleza lleva millones de años haciendo cosas maravillosas, tan solo tenemos que aprender de ella. La uva godello comienza teniendo tonalidad verde y pasa al amarillo al madurar, concentrando en su interior, en su agua, la vibración violeta y después la azul, ¡maravilloso! Me encanta ese vino blanco servido bien fresquito, ¡ah! un prodigio de la naturaleza; vayamos con otro: la uva mencía. También es llamada Negra Brava, asombrosa, comienza siendo azul oscuro y pasa por el violeta llegando casi al negro concentrando grandes cantidades de luz roja, de ahí ese maravilloso color tinto del vino del Bierzo, ¿asombroso, verdad? Eso mismo les propongo hacer con su agua para beber, ¡utilice la luz solar! pronto sentirá la diferencia.
https://www.sabermas.umich.mx/archivo/articulos/68-articulos/numero-9/136-ipor-que-la-mayoria-de-las-plantas-son-verdes.html

¿Le apetece ahora tomar una copita, verdad? No se prive, y cuénteme sus experiencias con el agua. Una copa de vidrio violeta concentra en minutos luz roja tirando incluso a infrarroja, algo muy cálido puede ocurrir en su organismo tras tomarla pues también irán dosis de violeta.

Aquí tiene la escala de frecuencias y energía, no es necesario tener conocimientos avanzados de física para comprenderla. La luz violeta tiene más energía y mayor frecuencia que la luz roja pero no obstante la luz roja siempre tendrá más energía que algo que ha estado "a oscuras", ¿fácil, verdad?
Disfrute de la vida, somos seres húmedos y necesitamos beber continuamente, ¿no le parece a usted?, que donde hay humedad hay alegría. No intento ser original si no aprender de los sabios, no estamos inventando la pólvora, esto es algo ya muy viejo que se ha vuelto a olvidar, observen:

Los tuareg, ¿quien sabe más que ellos de pasar calor en el desierto? ¿Y cómo visten? Colores azules y violetas, ¡frescor!
Otra muestra:

Los lapones, algo saben de lo que es pasar frío en los largos inviernos boreales, ¿y cómo visten? Principalmente colores rojos, la experiencia es un grado nos decían en el servicio militar. Eso es lo que le indico que haga con sus botellas de agua.

El agua energizada en la botella azul le irá muy bien a esa jarra que usted guarda en el frigorífico para refrescarse, haga la prueba y compruebe.

El agua energizada en la botella verde irá estupendamente para rellenar el depósito de su cafetera o para cocinar, haga la prueba y decida.

Alguna botella coloreada, de esas que ya no se sabe ni qué hacer con ellas antes de enviarlas a reciclar, le puede venir muy bien para llevar a cabo este sencillo experimento luminoso, ¡aproveche la luz solar! Hasta el momento presente es gratuita. Por su forma me parece excelente el casco de botella comercial de la marca Perrier, si compra alguna no lo tire y podrá reutilizarlo una y otra vez llenando de luz y energía su propia vida.


Estas cosas las descubrieron en la Edad Media los maestros vidrieros de las catedrales experimentando con los tintes para crear atmósferas precisas en los templos. A continuación comenzaron a fabricar vasos, copas, jarras, de todo utilizando diferentes colores, ¿por qué, me dirá usted? Buscaban la piedra filosofal, ese oscuro mineral que hay que extraer de lo profundo de la tierra y sacar a la luz, ¿qué mineral sería ese?


Las mejores cosas de la vida siempre las hemos tenido delante de la nariz, y nos mandan a pedir...
Use siempre copas y botellas de vidrio nunca de plástico u otras cosas horrorosas.

Una prueba de que la luz solar cambia el agua que realicé ayer, día 25 de febrero 2018.

En un pequeño frasquito vierto un poco de agua y mediante una tira indicadora de ph mido su alcalinidad. Es de una conocida marca de un manantial de la provincia de Cuenca, marca un 6 en su escala de 0 a 14, ligeramente alcalina. Ahora probemos a poner el agua al sol.
https://historiesdeviatger.blogspot.com.es/2013/08/medicion-del-ph.html

Utilicé tres pequeños tarritos, dos de ellos de vidrio coloreado, y los dejé a que les diera un poco el sol de la tarde.

Después de asolearse un poco los llevamos de nuevo a la cocina y les ponemos las tiras indicadoras. y ¡ela!

La diferencia es clara: en los tres casos el agua a pasado a ph 7, esto es: neutra. Tenga esto claro, si usted toma un agua alcalina por alguna razón en especial nunca la ponga al sol pues se volverá neutra a los pocos minutos; esta sencilla prueba puede hacerla usted mismo cuando quiera y comprobarlo. Sus problemas estomacales se reducirán rápidamente, a no ser casos graves tipo úlceras sangrantes o similares.


Beba agua, es muy sano. Una prueba que me gustaría realizar está basada en esta pregunta: ¿cuánta energía solar puede acumularse en un litro de agua en una hora? y qué diferencia cuantificable puede existir entre el agua solarizada en una botella con un vidrio de color o una de vidrio transparente. La radiación solar en la superficie terrestre, no vamos a hacer la prueba en la cima del Everest, es bastante uniforme y básicamente va del ultravioleta al infrarrojo; esta irradiancia está compuesta por partículas, fotones, con diferentes cantidades de energía y longitud de onda y además tenemos la energía térmica de la superficie, que nace del rebote de esos fotones y su regreso a la atmósfera.
Una botella puesta al sol puede calentarse bastante si lo hacemos en verano y en las horas centrales del día, pero no lo suficiente para cocinar, pero si esa botella llena de agua la ponemos después a la sombra o en un refrigerador conservará durante una buena cantidad de tiempo la energía acumulada, energía solar gratuita que llegará directamente a sus células por el simple hecho de tomar un vaso de agua.


Un primer efecto que estamos notando al tomar agua "solarizada" es el tener un sabor a sal en la boca. Yo intuyo que al ser agua con ph neutro de algún modo neutraliza el exceso de sal en nuestro organismo pues casi todos los alimentos procesados que consumimos llevan sal o tal vez sea nuestro propio organismo el que produzca esa sal, la sal de la vida. Día 24 de marzo de 2018.

En fechas pasadas me he enterado que el truco de utilizar vidrio coloreado ya lo utilizaban ¡los romanos! Muy amigos ellos de tomar las aguas, caldarium y todo aquello, y aguas termales donde las encontraban, pues bien antes de comenzar a remojarse llenaban una botella con agua y la ponían al sol, al terminar su baño y mientras se vestían y preparaban para salir y seguir con sus cosas se tomaban su botella de agua para restablecer el equilibrio hídrico y ya bien hidratados y fortalecidos hacían su vida.


Todo nos lo enseña la naturaleza, ver los ríos en estas fechas, tan verdes, llenos de vida, de peces es una maravilla de la que tenemos que aprender. ¿Conoce el río Cares? Está en los Picos de Europa, es el río esmeralda, sus aguas tienen ese color maravilloso, ¿y sabe por qué es famoso entre los pescadores? Por los espectaculares salmones que en él se crían. Pero si es un agua muy fría, me dirá usted, de temperatura Celsius sí, pero en temperatura de color Kelvin es muy alto, el agua tiene mucha energía, y por ello en este río los peces crecen de modo espectacular.
Así de simple es el tema. 13 de abril de 2018.
Una nota más: y esto me parece un sacrilegio, ¡y de los gordos! Añada un poco de agua solarizada al vino de su preferencia y pruebe el resultado: ¡fascinante! Baja su graduación alcohólica pero sube la energética, ¡guau! Sus vinos de verano, blanco, clarete o tinto, ya no serán los mismos. ¡Salud!
Y para los aficionados a hacer pan casero: prueben a hacer algo con agua solarizada, ¡alucinante el resultado! Se lo dice Daniel Paniagua Díez, nieto de panadera.
27 de abril de 2018.
Seguiré con el asunto. El agua, la energía, la luz, todo eso en este mundo y para los seres vivos ¡es infinita! No pague por ello, usted es persona no un consumidor, un creyente, un...adefesio programado para ser explotado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario