Follow by Email

lunes, 25 de diciembre de 2017

El primer mensajero de las estrellas: Oumuamua.

En días pasados ha sido muy comentado entre aficionados a la astronomía el paso de Oumuamua, C/2017 U1, al parecer llegado desde la constelación de Carina o Las Pléyades y que resultó ser un cometa con unas características inusuales y que dará mucho que hablar en próximas fechas.
Llamó la atención que el cometa no perdiera apenas agua y esto se atribuyó a que está recubierto por una capa de al menos medio metro de materia orgánica lo que protege al hielo tanto de la radiación interestelar como del paso cercano de una estrella. ¿Qué tipo de materia orgánica?¿Hongos, bacterias, algas, plantas, aminoácidos al menos? ¿Qué materia orgánica puede viajar de una estrella a otra por el frío espacio galáctico? Tal vez nuestros astronautas deberían hacerse un traje espacial con esa materia orgánica.

Primeramente llamó la atención su trayectoria, inusual a primera vista, y su velocidad después. Pasó muy rápido, se acercó al Sol y salió disparado en otra dirección, tal vez hacia la constelación de Pegaso. Su velocidad estelar se calculó en aproximadamente 26 km/s, si el Sol se desplaza a unos 20 km/s es por ello que no quedó atrapado en su sistema solar, iba demasiado rápido para que eso sucediera pero demasiado lento para haber estado mucho tiempo viajando de aquí para allá.
Ya tenemos un innegable caso de viaje interestelar, un vagabundo de las estrellas nos enseña cómo es posible ir de una estrella a otra. Con qué facilidad.
El cometa, al parecer, gira sobre su centro de gravedad, imaginen un cigarro puro dando vueltas sobre su eje como las aspas de un ventilador; eso ya nos dice muchas cosas y el tono rojizo de su capa exterior muchas más. El Sol, en su viaje interestelar, gira sobre su eje central y así mismo todos los planetas de su sistema estelar, esa es la forma más natural de hacerlo, girando, no lanzado como un cohete.


El color rojo: ¿por qué ese color? por pura lógica natural. Pasó cerca del Sol y su exterior se pondría a más de 300 grados centígrados, y no soltó ni un chorrito de vapor el muy canalla. El rojo es el color con mayor longitud de onda y el cometa muestra un rojo algo grisáceo, esto es: saturado, refleja mucha energía de las longitudes altas mientras que absorberá toda la posible en el violeta y ultravioleta. Incluso un flor de Pascua, de esas con las que decoramos los hogares en estos días nos podría dar unas cuantas lecciones sobre cómo funciona el universo y cómo viajar por él.

Ya tenemos el primer caso probable de vida no solo extraterreste si no incluso extrasolar; vale, no será como la chica de la foto pero es vida y tendría que ser suficiente para que unas cuantas cabezas de piedra reconocieran de una vez la innegable veracidad de esta afirmación: la vida está repartida por toda la galaxia, tal vez por todas las galaxias. Agua dopada de carbono expuesta a los rayos cósmicos da como resultado: Vida Orgánica; ahora nos enteramos.
Recuerden esto: este planeta no deja de ser un objeto celeste girando en el espacio y su capa de materia orgánica, lo que llamamos vida es cada año que pasa menor. Goza de menor protección.
Felices fiestas, celebren lo que celebren.
Lo difícil a este paso será encontrar inteligencia en algún sitio; si se hubiera dedicado el suficiente crédito a la exploración espacial ya tendríamos ese extraño cometa en nuestras manos y estudiando en profundidad habríamos cerrado ya muchas conjeturas.
https://futurism.com/first-interstellar-visitor-covered-layer-organic-sunscreen/

Las noticias al día de hoy, 30 de junio 2018, es que podría tratarse de un pequeño y raro cometa que se está alejando del Sol más rápido de lo esperado, si solo intervinieran las fuerzas gravitacionales no iría tan rápido, y ya ha superado la órbita de Júpiter.
https://eluniversodemanu.blogspot.com/2018/06/el-vlt-de-eso-ve-oumuamua-tomando.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario