Follow by Email

viernes, 8 de diciembre de 2017

Acumulador de orgonita casero. Un primer intento.

Después de ver en alguna red social inventos de este tipo me decidí a probar y ver cómo se puede construir un acumulador de orgón u orgonita casero, y comprobar si funciona de algún modo. Les muestro cómo preparamos un par de ellos.

Los materiales clásicos para realizar este acumulador es un bote de conservas que se cubrirá de papel de aluminio, un cuarzo, limaduras metálicas, cera, un tubo de cobre, un estropajo metálico, y mucha imaginación. Veamos cómo hay que preparar el invento.

Se puede utilizar cualquier cuarzo pero yo utilicé un par que había comprado pues me parecieron especialmente bonitos. Las velas que se ven en la foto son de adorno, no fueron utilizadas para el relleno, no se equivoquen. Bien, vamos a rellenar los botes, la figura central son los cuarzos pero yo le añadí un par de muelles metálicos para mejorar la conductividad general del acumulador y añadirle algo de peso al invento pues al colocarlo en una ventana el viento podría tirarlo abajo. Los tubos de cobre eran material de chatarra, la viruta metálica sobrante de un torno, hilos de cobre de un cable, y unas viejas velas.


En la foto vemos cómo se preparan las cosas. El cuarzo va en el centro del bote, se rellena con las virutas, el muelle ayuda a centrar las cosas; el tubo de cobre debe estar tocando la punta del cuarzo; añadí los hilos de cobre para mejorar un poco la conductividad del compuesto, no sé si fue una equivocación.

Fundimos unas viejas velas en el hornillo y después vamos rellenado con la cera los botes hasta arriba, los estropajos irán en la parte superior y deberán quedar bien impregnados de cera para que quede todo como un bloque. ¿Por qué los estropajos? Ayudan a crear un buen campo magnético pues ya tienen una forma vagamente toroidal, la idea es mejorar el intercambio de energía entre el bote y el ambiente. Lijamos un poco los tubos de cobre para que luzcan bonitos pues los recogí de la chatarra.

Aquí tenemos el acumulador completado, hay que dejarlo durante horas en el suelo enfriando pues el bote se calienta bastante y la cera necesita tiempo para solidificarse.
Falta un último toque, que usted puede saltarse pero que a mí me pareció natural:

Utilizando una pila de petaca se despertará el acumulador para que comience la reacción; simplemente se toca y rodea con los polos de la pila el tubo de cobre, se nota que suelta chispitas al hacerlo, y se deja como mucho un par de minutos. Si lo deja más tiempo al cabo de quince minutos notará que la pila se calienta por el efecto Joule, no lo deje más de veinte minutos a no ser que intente hacer reventar la pila pues no es una pila recargable. ¡El invento funciona! Si lo entendemos como una especie de emisora lo que hemos hecho es cargar la pila.
Se puede forrar con paño o lana o algo similar cada bote para que resulte bonito a la vista y después debe colocarlo en la ventana, en la terraza, en el patio, el caso es que esté al aire libre, que vea cielo. Cuando le parezca bien entrelos en casa y que descansen un poco, estaba por regarlos como un tiesto pero con la humedad del medio ambiente me parece suficiente, el agua es lo que hace el trabajo. Tal vez me sirvan para recargar pilas pero por el momento no funciona como condensador y su ESR aproximado es de 1 ohmio en cada bote; cambia su resistividad entre la noche fría y el día caluroso, por lo que también cambiará, supongo, su campo magnético.


Una prueba sencilla para comprobar que nuestro acumulador y transformador de orgón, de ese tipo de supuesta energía, está funcionando es utilizar una brújula; se deja esta sobre una mesa y se acerca uno tras otro los botes, según la desviación de la aguja sabremos cómo anda de cargado nuestro pequeño invento, el ángulo que forma la aguja al aproximar un bote puede llegar a 70 grados. Un campo magnético rodea el bote, tenemos un electroimán realizado con una piedra, un cuarzo, y su fuente de energía es el universo, ¿qué nos hace pensar esto? Una especie de emisora que no gasta batería pues la propia antena le sirve para intercambio de energía, este planeta tiene mucho agua en superficie y se produce mucha vida biológica, ¿qué es lo que está emitiendo al espacio?, aparte de ruidos tipo The Hum.


La idea básica que comprendí es que se produce un intercambio de energía, a través del tubo de cobre se extrae una energía digamos dañina para la vida del propio medio ambiente y que irá a parar al relleno de virutas y cera y a cambio se expulsa una energía sana al aire, por ello en la ventana los botes están colocados sobre dos soportes para que no toquen el azulejo. Con despertar o reforzar el acumulador si notara que la brújula no actúa no necesitará mayor cuidado, déjelo al aire libre y ya hará su trabajo. Si se decide a hacerlo siga mi consejo y hágalos a pares y coloquelos cerca uno del otro pero sin tocarse.



¿Cuál puede ser el alcance de semejante acumulador? Lo ignoro aunque su campo electromagnético es de apenas unos centímetros, pero desde que los he puesto en la ventana parece que las palomas ya no encuentran tan agradable nuestra calle.

En la foto pueden ver que tengo los botes colocados como si fueran tiestos. Se me ocurrió añadirles unos muelles exteriores para mejorar su estética, se han imantando y se están oxidando a gran velocidad con cuatro escasos chaparrones que han caído. Seguiremos intentando sacar algo en claro con este invento, la forma muelle conduce muy bien la energía. No hay movimiento visible, no hay carga añadida, la acción es mínima, pero el bote está cargado de electromagnetismo y aunque hiele o llueva sigue impertérrito, ¿emitiendo y recibiendo el que?, ¿funciona con la gravedad o la presión atmosférica? ¿Por qué no se descarga?


Me comentan que los botes pueden estar produciendo algo llamado Plasma Líquido que personalmente me suena a Fusión Fría de átomos, y me parece que no es eso. La humedad que puede haber dentro de uno de los botes hará algún tipo de trabajo pues si llueve se mojan y con el calor se evapora pero es una batería, una extraña pila, que no se descarga a temperatura ambiente aunque hiele esta noche, algo que no ocurre con las pilas comerciales. ¿Por qué?, ¿usted lo sabe?

He recibido esta semana, la tercera de enero 2018, la sugerencia de aprovechar las virtudes del hielo, el agua es un excelente conductor de la energía electromagnética, así pues esta mañana, día 20, coloqué un par de cubitos sobre los muelles. ¿Resultado?

Como la mañana estaba fresquita, estamos en enero, los cubitos tardaron en derretirse soltando pequeñas gotas de agua que corrían por los muelles, gotitas de agua cargadas de un estupendo electromagnetismo, también el aire se llevaría moléculas de agua. Luce bonito pero otro efecto no encontré, tal vez se logre un efecto observable colocando los cubitos por la noche, antes de acostarse, tardarán mucho más en derretirse. Si vive en el campo tal vez pueda observar algún cambio en el rocío de la mañana siguiente.

Si la mañana está fría el cubito tarda bastante tiempo en desaparecer, el efecto combinado de sublimación progresiva en la parte superior y la lenta fusión por la parte inferior van deformando los hielos dando lugar a imágenes muy interesantes. ¿Esas gotitas que lentamente se van desprendiendo del hielo serían de lo que el profesor Gerald Pollack denomina agua EZ o agua viva? La luz incide sobre el cubito, el hielo está sobre un imán, ¿tendrá esto efectos beneficiosos para la salud? 25 de enero 2018.

Si se acerca un imán se nota fácilmente que continúa la imantación, lo bueno sería contar con un gaussímetro pero por el momento no está a mi alcance.
Seguiré a la espera de sus sugerencias.

Una nueva prueba realizada el día 24 de marzo 2018, con la pinza mido la escasa corriente eléctrica que los botes tienen, pero a continuación les caliento un poco en la placa de inducción ¿y?

Con apenas un par de minutos y con calor suave, no se vaya a derretir la cera, la corriente aumenta esplendorosamente. ¿Entonces, qué tenemos aquí? No es más que un bote de conservas relleno de piedras y virutas; seguiré esperando sus indicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario