Follow by Email

jueves, 16 de noviembre de 2017

Excursión por la Montaña Oriental Leonesa.

Ayer hice una bonita excursión por la Montaña Oriental Leonesa acompañando a Min, un compañero de trabajo ya jubilado y con ganas de gastar cubiertas de su viejo Patrol. Os paso algunas fotos para que veáis lo bonita que es esta tierra de León.

Presa de Remolina.

Valle de Remolina.

Pantano de Riaño y Pico Gilbo.
Salimos de León una fresca y despejada mañana y la primera parada la hicimos en la Presa de Remolina para hacer alguna foto. El pantano desprende algo de neblina que pronto el sol despejará así que corrimos para hacer alguna foto pues el aspecto era ciertamente fantasmal.

Riaño.

Pico Yordas desde Riaño.


Museo Etnográfico Montaña de Riaño.
http://www.turismocastillayleon.com/es/arte-cultura-patrimonio/museos/museo-etnografico-montana-riano
Nuestra siguiente parada es por supuesto un Riaño entre neblinas, el Pico Yordas asomando sobre nosotros y una corta visita al Museo Etnográfico Montaña de Riaño antes de tomar un café con leche que estaba fresquita la mañana.

Nuestra siguiente parada será en Portilla de la Reina, continuaremos por el Puerto Pandetrave hacia Valdeón. En la subida al alto vimos un estupendo ejemplar de gato montés; charlando minutos después con el guarda del parque nacional nos aseguró que hay unos cuantos gatos en esa zona debido a la abundancia de liebres.

Parada en el alto del Puerto de Pandetrave para hacer unas fotos típicas y charlar con el guarda del parque nacional. Rastreando las huellas de los corzos, abundancia de jabalíes, y una pareja de quebrantahuesos sobrevolando sobre nosotros; todavía no alados, tendréis que esperar un poco para probar los míos.

Valle de Valdeón, la mañana luminosa y casi calurosa para estar a mediados de noviembre. Nos internamos un poco por la pista forestal que conduce al Alto de Valdeón.

La Torre Bermeja con teleobjetivo.

La Torre Santa.

La Torre de Friero.
Unas fotos de las muchas que hice para que conozcáis alguna de mis montañas preferidas, la majestuosidad de los Picos de Europa le deja a uno sin palabras, sabes bien de sobras que todo lo que dijeras tendería a ser mentira. Son maravillosas.

Los Picos de Anzo sobre la Majada de Montó, otro de mis rincones favoritos, unos balcones prodigiosos sobre el Valle de Valdeón y enfrente del Macizo del Cornión. Tenéis que subirlos algún día, ir con precaución, no son para senderistas.

Después bajamos al fondo del valle parando unos minutos en Prada y Posada de Valdeón, la hora de comer se nos echaba encima. Unas fotos y nos largamos.

No podemos pasar de largo sin parar en lo alto del Puerto de Panderruedas para despedirnos de los Picos de Europa hasta una próxima ocasión. Peña Ten y Pileñes nos saludan ahora pues vamos en su dirección; bajamos a comer a Burón y después continuamos nuestro viaje por la Montaña Oriental Leonesa, ¿me acompañan?

Nuestra siguiente parada fotográfica fue en el Puerto de Las Señales, los días son ya cortos y hay que apurar para hacer alguna toma con luz. El Pico Espigüete nos despide mayúsculo, ¡y sin nieve! Se le llama Calentamiento Global pero a mí se me ocurren otros términos y casi todos comienzan por: desastre. Un ejemplo:

Los árboles del Pinar de Lillo han subido no solo hasta el alto del puerto sino que están trepando por las faldas del Pico Lago huyendo de los calores del fondo del valle. Esto son evidencias no teorías ni abstracciones. Son árboles no parlanchines humanos que no hacen más que causar desastre tras desastre.


Todavía nos acercamos con las últimas claridades del día hasta el Circo de Cebolledo, en el Puerto de San Isidro. Nada, unas pizcas de nieve en los altos, para hacer culo esquí tendríamos que subir a la cima del Pico Agujas. En fin, sin trampa ni cartón, son fotos de ayer, 16/11/2017 y llevo algo así como treinta años diciendo lo mismo: muy mal vamos por este camino.


Muchas gracias amigo explorador pirenaico Min, tú y tu Patrol siempre estaréis ahí por si hay que subir a Picos a buscar a alguna perdida, y yo te acompañaré encantado.
Hasta la próxima ocasión Montaña de don Pelayo.