domingo, 3 de mayo de 2015

Mis viejos comics: El tablero cubico de Raymond Poivet

Este domingo traigo a la sección dedicada a mis viejos cómics una auténtica joya de la ilusión ilustrada: El tablero cúbico, una de las más prestigiosas obras del gran dibujante francés Raymond Poïvet que salió en España allá por 1981 de mano de la Colección Vilán del editor Antonio San Román.

 La historia que nos relata es la extravagante aventura de un hombre que recibe una extraordinaria herencia al ser el único superviviente de su rica familia.

El protagonista, don Alejandro, se casa con su secretaria y amante Annege y procura disfrutar de su herencia dedicándose a sus aficiones favoritas, gracias a sus estudios adquiere un mueble extraordinario, un gran armario que perteneció a la reina Catalina de Médicis. Hasta aquí todo bien, pero hay algo que Alejandro ignora: por su sangre corre la herencia de dos grandes de Francia Renato Descartes y Nicolás Flamel. La lógica y la fantasía.
Este armario tiene una cualidad extraordinaria, mágica, la gente puede entrar en él y desaparecer, o bien personas ya fallecidas pueden salir por él y pasearse por la estancia. Comienza la extraña aventura de Alejandro.

Obsesionado por el armario se evade de su rutinaria vida hasta el punto que su esposa toma un avión y le abandona, en su desesperación Alejandro entra en el armario y lo que encuentra al otro lado no dejará de asombrarnos.


Alejandro descubrirá que dentro de esta realidad que con tanta fuerza rechaza existen otras por completo irrelevantes y que le conducirán a la locura y la muerte.
L´Échiquier cubique, que en España se publicó como el Tablero cúbico es para mí el mejor comic que Poïvet hizo en su vida, aunque en Francia se publicó en 1978 en España no apareció hasta el año 81. Me pilló en una época, estudiando tercero de ingeniería que conceptos como dimensiones dentro de dimensiones, la creación de la materia por el tiempo en el vacío, los diferentes puntos de vista sobre una misma realidad, la impersonalidad del ser, y la ilusión del saber no cuadraban mucho con las ecuaciones diferenciales o los circuitos electrónicos, ¡pero te hacía soñar! Preguntarte por algunas cosas.
Es la obra de un maestro. El maestro Poïvet.
http://www.bedetheque.com/auteur-5921-BD-Poivet-Raymond.html


Raymond Poïvet diseñó docenas de comics durante 59 años, que se dice pronto, pues comenzó a publicar sus aventuras en el año 1.940, al empezar la segunda guerra mundial. Es especialmente conocida su Historia de Francia en tebeos, obra a la que dedicó años y años. Su estilo fue variando con el tiempo pero a mí especialmente me gustan sus dibujos un poco al estilo del pintor Frantisek Kupka.
http://fr.wikipedia.org/wiki/Raymond_Po%C3%AFvet


El Maestro, como le llamaban los dibujantes de Francia falleció en 1999 y aún en nuestros días se le sigue recordando y haciendo exposiciones de sus innumerables obras.