domingo, 29 de marzo de 2015

Mis viejos comics: Tumi, publicación mensual del Comic Erotico

Durante unos años, a principios de los años 80, tuvieron bastante éxito en España los cómics de tipo erótico y tal vez el mejor de todos ellos fuera Tumi, la publicación mensual del cómic erótico. Una publicación que surgió de la mano de Antonio San Roman Yribas que tantos buenos cómics lanzó durante años.

En este número 2 podemos seguir las aventuras de Casanova de la mano de Lorenzo Mattotti y Marcelo Ravoni que pasaron al cómic las memorias del gran frívolo. Un estilo muy peculiar, oscuro donde resaltan las expresiones de los rostros.

Después podemos sonreír un rato con las charadas de Aspenix, el Gili, una parodia que salió de la mano de Roger Brunel donde las peleas entre galos y romanos toman digamos que otro cariz.

El plato fuerte de este número es el prólogo de Eloísa y Josefa, escenas de la vida provinciana, perteneciente al volúmen titulado Marie-Gabrielle de Saint-Eutrope salido de la creatividad de Georges Pichard, uno de los maestros del narrativa erótica francesa; un poco al estilo del Marqués de Sade pero a lo bestia y unas ilustraciones a lo Robert Crump. Tras este trabajo Georges Pichard se pasó con armas y bagajes al mundo de la pornografía y los siguientes volúmenes me parece que nunca se editaron en España.

Aunque para mí si un cómic erótico pasó a la historia de la ilustración gráfica fue Historia de O, de Guido Crepax. Basado en la novela de Pauline Réage, seudónimo de Dominique Aury y publicada en el año 1.954, que va en plan sadomaso sin contemplaciones; fue llevada al cine y el papel protagonista fue para Clorinne Clery; un coñazo de película pero la chica era muy guapa. Es muy difícil superar a un maestro contando historias como Guido Crepax.
El próximo domingo otro viejo cómic de mi colección.