viernes, 20 de febrero de 2015

Un año de música: Los Ministriles de España.

Antes de comentaros algo de la importancia que tuvo el barroco musical en España me parece buena idea llamaros la atención sobre la música popular, pues a menudo, la que se conserva, es de tan alta calidad como la llamada música culta.
Los ministriles, ¿quienes eran?
Pues eran los músicos ambulantes que iban de pueblo en pueblo, de mercado en mercado, de fiesta en fiesta interpretando música, la música que amaba el pueblo español. Pues en esto no hay distingo que valga, en cuanto suena la gaita o la dulzaina el español ya tiene ganas de bailar y de juerga

Estas bandas de música circulaban por todos los reinos de la península llevando la música de un punto a otro y haciendo populares tonadas por ejemplo de Andalucía en Cataluña o de Galicia en las Islas Baleares. En las grandes ciudades los ministriles se fueron estableciendo formando las primeras bandas musicales municipales; pero siempre hubo músicos ambulantes.

Las bandas de ministriles ya eran muy famosas en los tiempos de Los Reyes Católicos y cuando los españoles comienzan a viajar a América recién descubierta consigo llevan a sus ministriles popularizando la música española en todo el continente.


Autores consagrados como Mateo Flecha, Juan del Encina, Alonso Mudarra, Francisco Guerrero y otros muchos compusieron canciones para los ministriles. Los grandes autores compondrán música para las bandas ambulantes o municipales y a su vez se "inspirarán" como decía don Manuel de Falla en las tonadas populares por ellos libremente interpretadas. Ignoro si ocurrió lo mismo en otras naciones, a Franz Listz le encantaba la música de los zingaros, pero desde luego este es un rasgo muy típico español: una continua realimentación entre lo popular y lo culto.

Curiosamente yo descubrí los ministriles a través de un grupo musical británico: Piffaro, The Renaissance Band; extraordinarios. Sus recreaciones de la música del Renacimiento, en este caso en España, son estupendas y han hecho una grandísima tarea de recuperación de estupendas tonadas que ya estaban prácticamente perdidas.
http://www.piffaro.org/



En este vídeo sobre una etapa del Viejo Camino de Santiago entre Fasgar e Igueña podéis escuchar una popular tonada española típica de los ministriles pues es el Baile a Finale. Fin de la fiesta, todos pa casa.