martes, 20 de enero de 2015

Un año de musica: Johannes Ockeghem

Un salto de siglos nos lleva hasta el siglo XV para encontrarnos uno de esos raros genios musicales que de tanto en tanto aparecen en la historia: Johannes Ockeghem, o Jean de Okchem como también se le conoce. Sus composiciones musicales dominan todo el final del siglo XV y se conocieron en toda la Europa occidental; sirvió en la capilla privada de Carlos I, Duque de Borbón, y después compuso música para Carlos VII y Luis XI de Francia.


Durante muchos años vivió en Tours pues tuvo el cargo de tesorero de la catedral de San Martín.
Muchas son las obras que compuso en esta época final del medievo; son famosas sus misas, motetes y canciones.



Yo tan solo dispongo de un disco de su música excelsa: la Missa pro defunctis o Requiem.

Es una grabación para el sello Harmonia Mundi que realizó el Ensemble Organum dirigido por Marcel Pérès realizada en la abadía real de Fontevraud en noviembre del año 1.992. El texto original del Requiem se encuentra en la Biblioteca Vaticana.

El Ensemble Organum fue fundado en 1.982 por Marcel Pérès en la Abadía de Sénanque y ha estado grabando discos ininterrumpidamente desde su fundación hasta casi nuestros días.