viernes, 30 de enero de 2015

Un año de musica: Cristobal de Morales

Las más modernas investigaciones sobre arqueología y antropología han descubierto que nuestros ancestros de hace miles de años, los primeros homo sapiens, entraban en las cuevas para pintar escenas de caza y cantar, cantar acompañados de instrumentos muy simples como flautas, pero sobre todo para descubrir, y descubrirse en el milagro de la voz humana.
Este milagro luminoso y portentoso, cuyas cualidades descubrieron en las cavernas por su sonoridad (hice algo de espeleología de joven y sé de lo que hablo) llegó a su culmen y cima excelsa con Cristóbal de Morales, compositor español de la Corte del Emperador Carlos y en la Capilla Sixtina del Papa de Roma.
Escuchar el Officium Defuntorum que escribió Morales a la muerte del Emperador Carlos para que fuera cantado en la gran catedral de Toledo y en todas las demás catedrales del imperio es para quitarse el casco de espeleólogo, y lo lleves puesto, y escuchar con atención:
¡Son hombres o son ángeles!
Se tiene noticia cierta que las obras de Cristobal de Morales fueron las primeras interpretadas en los templos católicos que se iban levantando en América por los conquistadores españoles.
Tengo en casa un viejo disco que Paul McCreesh al frente del Gabrieli Consort grabó para el sello ARCHIV Production en septiembre 1997, en el Priorato de Brinkburn, en Weldon, Northumberland. Bueno, no es la catedral de Toledo, pero si le das volumen al amplificador señores:
¡Como suena la voz humana!




El grupo Gabrieli Consort fue fundado por Paul McCreesh en 1.982 y desde aquellos lejanos días ha sido uno de los grupos excelsos en la interpretación de música renacentista y barroca. Sus grabaciones son docenas, sus premios innumerables, un prodigio de consort y de música el que sale de ellos.
http://www.gabrieli.com/about/



En este pequeño vídeo podéis descubrir la profunda revolución que desde Roma lanzó Cristóbal de Morales al mundo: El Renacimiento Musical.
Adiós mundo medieval, el hombre ha venido:
¡hasta dónde llegará!
Solo Dios lo sabe y así pues cantemos, cantemos en nuestras cuevas llenas de luz y color maravilloso con la voz que Él nos dio.

Aún reconociendo la grandeza del Gabrieli Consort para mí si quieren conocer a Cristóbal de Morales nada mejor que los españoles para interpretarlo. Tengo también un disco con una grabación que realizó Jordi Savall al frente de la Capella Reial de Catalunya y el grupo musical Hespèrion XX para el sello ASTRÉE AUDIVIS en el año 1.991 en el Castillo de Cardona, y es sencillamente prodigioso. Nadie canta a los muertos como los españoles, sencillamente esto es así. Quizá es que los tengamos siempre muy presentes. La polifonía de voces llena el espacio y te eleva, te eleva, asciendes de algún modo hasta llegar a algún algo luminoso.
El Siglo de Oro Español alumbró la voz humana en todo su esplendor coral. ¿Ya no se podía ir mas allá de lo que produjo Cristóbal de Morales?
Pues claro que sí. Otro día os comentaré algo de Palestrina y Tomás Luis de Victoria. Siempre hay y habrá un Plus Ultra, y fueron los españoles los que lo descubrieron.