domingo, 3 de agosto de 2014

Centro de interpretación Leon Romano.

Ayer pude acercarme hasta la Casona de Puerta Castillo para visitar el Centro de Interpretación León Romano. Os invito a conocerlo pues es algo realmente interesante.

La Casona de Puerta Castillo se ha rehabilitado para instalar en ella un museo dedicado al origen de la ciudad de León; que fue un campamento militar de las legiones romanas. Se recorren seis salas en las cuales se aprecian diferentes aspectos del mundo romano, especialmente el ejército romano al cual está dedicada la primera de las salas. Su impedimenta, labores, instrucción militar, docenas de detalles que permiten hacerse una idea bastante aproximada a cómo funcionaba la implacable maquinaria de las legiones romanas.

 En el exterior se puede contemplar los restos del campamento de la Legio VI Victrix, la primera en instalarse en este cerro para llevar a cabo la guerra de Roma contra los astures. Esta legión sería años después enviada a la frontera de la Galia con los germanos, en el río Rin, para impedir el paso de los Suevos y otros pueblos. Terminó sus días de legión victoriosa construyendo y defendiendo el Muro de Adriano en Britania. Fue conocida como la legión hispana.
Al partir la sexta legión Galba creó la VII legión, la Gemina, que levantaría una nueva muralla y un campamento mucho más grande y utilizando materiales más consistentes que los barracones de madera que usaban sus antecesores. Más tarde aún levantarían una tercera muralla, la de los cubos, que es la que hoy día contemplamos paseando por la ciudad. Los restos de estas tres murallas se pueden apreciar en la foto. También los restos de la primitiva iglesia de Santa Marina, el primero de los templos cristianos construidos dentro de la ciudad, pues al deshacerse el Imperio Romano y disolverse la Legio VII el campamento fue ocupado por los civiles y unos nuevos ocupantes inesperados: Los Suevos.
La caída del Imperio Romano tuvo entre otras muchas consecuencias que los pueblos bárbaros cruzaran el río Rin y ocuparan el territorio de los romanos. A Hispania vinieron Vándalos y Alanos, Suevos y Visigodos. Por lo que sabe al día de hoy la incipiente ciudad de Legio fue primero disputada por Suevos y Vándalos, pero tras una gran batalla en el río Órbigo contra un cuerpo de ejército romano auxiliado por los Visigodos confederados la ciudad quedó en tierra de nadie. Más tarde los Suevos, ya convertidos al catolicismo, ocuparon toda esta tierra al menos hasta el río Esla; aproximadamente los terrenos de las antiguas provincias romanas de Lusitania y Gallaecia. Y el templo de Santa Marina de Aguas Santas, una santa gallega, a la que los Suevos le tenían especial devoción fue el primero que se construyó. Después también también levantarían otro templo dedicado a San Martín de Tours, pues los Suevos le tenían también especial devoción e incluso tuvieron su propio santo: San Martín de Braga, el apóstol de los Suevos.
Cosas curiosas que nos enseña la historia, los bárbaros Suevos y la superchería cristiana, tan perseguidos y rechazados durante siglos por los orgullosos legionarios romanos, terminaron creando y reinando en una ciudad donde antes reposaban las águilas de Roma y los barracones legionarios.

En una pequeña sala se ha recreado un Contubernium, una camareta, donde dormían los legionarios después de un día de servicio militar. A los que nos tocó hacer la mili con lanza ver esto nos trae muchos recuerdos. Pasan los siglos pero hay cosas que no cambian. Yo usé un capote prácticamente idéntico al de la foto para pasar las largas y frías noches de guardia en el destacamento militar de Montaña Negra. Solo había cambiado el chopo pero el soldadito era prácticamente igual al de los tiempos romanos.

Un par de imágenes más para que hagáis una mejor idea de como fue aquel campamento militar romano. No solamente tenía su cargo la defensa de toda Hispania si no que también era el centro de reclutamiento para que los hispanoromanos que quisieran hacer vida militar se alistasen a la Legión; después serían enviados a algún destino, tal vez Britania, o Palestina, la Dacia. Los que pasaron durante décadas por el Campamento del Ferral del Bernesga, del ejército español, seguro que ver esta maqueta y las descripciones les traerán muchos recuerdos.
Se pueden hacer visitas guiadas a ciertas horas del día y yo os recomiendo que si venís por León paséis a visitar el Centro de interpretación León Romano. Merece la pena y la visita es gratuita.