jueves, 19 de junio de 2014

Saliendo de la cueva, casi 40 años despues.

Hace casi cuarenta años, un domingo de noviembre, fui con unos amigos a explorar una cueva en la montaña central leonesa, al salir escuchamos por la radio del coche que teníamos un rey al que acatar, como antes teníamos un dictador perpetuo.
Pasan los años,y quien lo diría, tal día como hoy, y escucho por la radio que hay otro nuevo rey, a mayores, al que acatar y todo eso.
Quien lo diría, pero han pasado casi 40 años y la mayor parte de la gente que he conocido y conozco sigue allí dentro, en lo profundo de la caverna. Sin ver la luz, y acatando lo que les venga.
Larga vida al rey y que sean todos ustedes muy felices.
No, no recuerdo el nombre de la caverna y prefiero no recordar nada de lo había dentro.