martes, 13 de mayo de 2014

De nuevo Madrid. Unos días de vacaciones.

Unos días de vacaciones con mi esposa me dieron la oportunidad de volver a Madrid, esta vez de modo más reposado, y hacer alguna foto con una nueva cámara de bolsillo recién adquirida. Os subo unas pocas a ver si os gustan.

Primero de mayo en Madrid. ¿Reconocemos la derrota? Es lo que tiene vivir en un sistema capitalista, y más aún si eres un trabajador por cuenta ajena; hoy te ves bien y mañana... la foto lo dice todo.

Pasear por Madrid, aunque sea un día festivo, siempre te dará la oportunidad de hacer fotos; infinidad de fotos.

Y al caer la noche, una muy calurosa por cierto, siempre encuentras cosas curiosas con tan solo pasear por el centro de la ciudad, entre los turistas.

Como estuvimos varios días por Madrid, visitando museos y cosas de esas, no hay fotos espectaculares ni nada por el estilo. Unos turistas más.

Especialmente nos gusta callejear por las calles del centro, ir de un barrio a otro, parar a tomar una caña en cualquier taberna, visitar los rincones que tantos recuerdos nos traen a ambos.

¿Desde Madrid se ven las estrellas? Inténtelo, merece la pena. Esa noche Júpiter se veía estupendamente.


El rastro, hacía años que no pasaba por allí. Sigue siendo algo muy especial y divertido; incluso encontramos un curioso locutorio. Y mucha gente haciendo fotos, de todo tipo.



Algo nuevo y algo viejo, Madrid siempre mutante. Cualquier día volvemos por allí, si es que sigue en pie.