lunes, 24 de febrero de 2014

Fin de semana en Gijon

Cuando tenemos ocasión Aurora y yo nos escapamos a pasar el fin de semana a Gijón. Después de tantos días de frío y temporales pasados llegaba un par de días de bonanza y decidimos aprovechar. Y no nos equivocamos, había bastante animación por las calles de Gijón.

Antes de buscar sitio para comer nos acercamos a la playa de San Lorenzo para contemplar los estragos causados por los recientes temporales, pero la verdad es que apenas se nota algo de arena que falta y alguna roca removida.

Nos topamos con una manifestación de ciudadanos venezolanos residentes en Gijón y nos explicaron amablemente las razones de su preocupación y los motivos de las revueltas y follones que están ocurriendo en su tierra patria. A nadie le gusta encontrarse carreteras trancadas por pistoleros o pandillas de matones campando a sus anchas por villas y pueblos. Confiamos en que todo se solucione pronto y puedan vivir en paz y sin mayores preocupaciones.

Vamos a Gijón a pasar unas horas o unos días para respirar el aire del mar, ver romper las olas, visitar a la familia, y tomar unas sidras. Asturias nunca defrauda y lo pasamos muy bien.

Pero también en la playa había manifestaciones, empleados de Coca Cola y descontentos de tanta injusticia social. Pese al ambiente de bonanza en pleno invierno, y que España no está en las condiciones de Ucrania, hay un manifiesto cabreo generalizado por causa de tanto ladrón, estafador, chapucero, y paro la cuenta de adjetivos, que hay en las llamadas altas esferas.
Lo pasamos  muy bien y en cuanto podamos volveremos. Que sigamos en paz.