lunes, 21 de octubre de 2013

¿Pero qué nos hacen los agujeros negros?

Todos sabemos que en el centro de cada galaxia suele haber un agujero negro de mayor o menor tamaño.

Los agujeros negros, de vez en cuando, se zampan una estrella ilusa que pasaba demasiado cerca de su zona activa. Y después el agujero negro ¡eructa!

El agujero negro expulsa los gases resultado de su digestión.
Hasta aquí todo bien, correcto y sencillo, tal cual nos han enseñado los científicos actuales.

El problema es que esa expulsión de gases provoca un mayor o menor movimiento del centro galáctico y, por ende, de toda la galaxia. Acción y reacción.
El chorro de gases, aunque lance uno por cada polo son siempre dísímiles y el resultado es similar para lo que os quiero contar, ¡atención! ese chorro de gases impulsa a la galaxia entera por el espacio-tiempo en una dirección u otra, en un sentido u otro. Y todo, la galaxia entera, con sus miles de millones de estrellas, de planetas, satélites, cometas, todo, se mueve en el espacio-TIEMPO. ¿Lo pilláis?

El impulso galáctico puede llevarnos hacia adelante, hacia atrás, y también de cualquier otro modo, según la dirección o sentido en que haya salido el chorro. Con lo cual habrá cambiado nuestro tiempo anterior, al que ya estabamos acostumbrados, hacia otro, directo, retrogrado, o de través.
Estar atentos a las últimas observaciones de nuestro agujero negro, cercano, como se sabe, a la estrella Sagitario A, observar las últimas fotos obtenidas de él.
Su última digestión estelar puede habernos cambiado y ahora podemos estar pillando el tiempo de través.
Yo, es que últimamente encuentro a la gente, familia, amigos, conocidos, bastante atravesados. Y puede ser por eso.
Es algo plausible. Nada que objetar. Habrá que adaptarse al nuevo tiempo y estar atentos a la próxima digestión de nuestro monstruo cósmico e intuir hacia dónde nos puede enviar.

Porque como nos lleve hacia atrás la moda que desfile estas navidades seguramente será similar a la que usaban las gentes del Paleolítico. A las chicas les quedaría bien pero yo ya no me veo en taparrabos y con una cachiporra de palo al hombro.
Vosotros qué opináis. ¿Tenéis alguna opinión al respecto? O todo os da igual; no notaríais la diferencia aunque volviéramos un millón de años atrás.
Espero vuestros comentarios.