Follow by Email

lunes, 23 de septiembre de 2013

Travesía Caldas de Luna-Peña Barragana-Cubillas de Arbas. León.

Una sencilla y bonita excursión que podéis proponer para realizar con vuestro club deportivo es la que hoy os propongo: la travesía desde Caldas de Luna a Cubillas de Arbas, o al revés, parando a subir la Peña Barragana. Montañas de León, Cordillera Cantábrica. Una aventura del Club Deportivo SLAC-Collado Jermoso de León que llevamos a cabo el día 22 de enero del año 2006.

Por seguir con el hilo de la fotos de una excursión que hice con el club SLAC-Collado Jermoso comenzaremos dejando el autocar junto a la iglesia de Caldas de Luna, cruzando el río y bajo la autopista tomaremos el camino que sube por el Valle Ferreras arriba, hacia el Prado Las Segadas.

Seguiremos a Jimmy y su forca encantada buscando una buena ruta hacia la cumbre. ¡Siganos! Somos los del SLAC-Collado Jermoso, de León, avezados aventureros.
Parece una broma pero cuando llegamos a Caldas había tal niebla, tan espesa, que tuvimos que utilizar sus grandes dotes de radiestesista, o algo así, para encontrar el paso bajo la pista y salir al monte.



Apenas cruzar bajo la autopista y salir al Valle Ferreras vamos tomando rápidamente altura y ¡oh! Se hace la luz, salimos de la niebla invernal y la cencellada que nos quemaba las orejas; vamos observando el panorama que nos rodea. Majestuoso el Cirbanal a pesar de tener poca nieve en esas fechas.




Subimos buscando la ladera norte de Peña Negra de Arbas para pisar nieve dura y el camino más fácil.

La collada de Ferreras tiene a un lado el Pico de las Varas y al otro la Peña Barragana. Para subir a la cima hay que tomar una loma que sale un poco antes de llegar al alto de la collada.

Subimos hacia el collado, 1717, que hay entre Peña Negra de Arbas y La Barragana, ya tenemos el cresteo hacia la cima a la vista. ¿Se atreven con La Peña Negra, en la foto? No es para senderistas, quedan avisados.


Ya vamos teniendo la cima de La Barragana a la vista y el Valle de Arbas a nuestros pies.

De frente tenemos Los Llamargones y toda su zona.

El pantano de Casares de Arbas a nuestros pies, casi seco en aquellas fechas. ¡Vamos a la cima!

Mirando hacia el sur tenemos Cerro Pedroso y los Altos de La Tijera, (Montes Tijera en los mapas actuales) nuestra próxima excursión.

Hacia poniente la Peña Negra casi a la mano, un poco a la sombra del Pico Prao la Segá, y más allá la pirámide del Meloita.


La Barragana tiene unos 1.863 metros de altitud y se sube con facilidad. Aunque si hay nieve dura es mejor ir con precaución por que una caída resultaría fatal. Se tarda un par de horas, sin correr, en subir desde Caldas, Me parece una excursión ideal para hacer en el mes de enero o para ir a poner el belén en Navidades. Las vistas un día despejado son estupendas.


Antes de nada hay que rellenar la tarjeta de cumbres y dejarla en el buzón de cumbres, después ¡el bocata! Como siempre me recuerda el amigo José Carlos, ¡es que se me olvidó en el autocar! Hambre, lo que necesitáis es un buen hambre; siempre lo decía mi abuela.


Nos queda bajar de nuevo a la Collada Ferreras para tomar el camino que nos llevará a Cubillas. ¡La cuesta de la risa!, a pesar de ser ya más de medio día la nieve está dura como una piedra y los resbalones son de campeonato. Ir con mucho cuidado; como casi siempre los crampones se dejaron en casa, que lucen mucho sobre la chimenea o algo así.


En mitad del collado hay un jito que no tiene pérdida, lo colocaron ahí hace miles de años, nuestros ancestros, los que sabían andar por la montaña y pelear por la cena con los leones de las cavernas. Si vais en invierno observareis que por muy grande que sea la nevada el jito, ese pedrusco, siempre está seco y a la vista.
¡Magia!
Volver a las cavernas hijos, volver a las cavernas, no enguarréis más los trenes.

Ya tenemos a la vista Cubillas de Arbas y la forca de Jimmy nos ha guiado con precisión extrema. Tan solo hay que bajar y tomar unas sidras en la cantina El Cantón, ¡hasta que se agoten! Cajas y cajas, a esgalla.
http://cubillasdearbascantinaelcanton.blogspot.com.es/

En dos horas y media habremos bajado tranquilamente de la cima al pueblo. Una sidra nos estará esperando para refrescarnos. Ese fue el plano que utilizamos en enero del año 2006.

Algo más moderno pero la idea es la misma, aprovechar la nieve mientras haya algo.
Una excursión sencilla, ideal para esos días de invierno que son tan cortos por las pocas horas de luz.