Follow by Email

sábado, 21 de septiembre de 2013

Altos de la Tijera, Mirantes de Luna, León.

Una bonita y sencilla excursión para realizar una mañana de domingo invernal es subir a los Altos de la Tijera; un pico que se encuentra justo encima de Mirantes de Luna y que no os dejará indiferentes.


Dejando el coche en Mirantes, en el camping o el embarcadero, se toma la pista que bordea la Peña de Las Arregueras y después recorre el Valle de Borbusende para subir a las Vegas del Palomar. Es un camino muy bonito.

Dejaremos el pantano de Luna a nuestras espaldas y no lo volveremos a ver hasta llegar a la cima del pico.


En esta ocasión fue un precioso día de diciembre del año 2005 y tuvimos bastante suerte con el tiempo. El Alto de La Tijera lucía con un poco de nieve; en los mapas actuales se le nombra como Montes Tijera; no sé quienes escriben los nombres en los mapas. Casi prefiero hablar con las sabinas que trepan por esos "montes".

Atravesamos Borbusende hasta llegar a la Fuente de La Ensancha, ya vamos viendo caliza y la excursión va tomando forma.



Una vez llegados a las Vegas del Palomar hay que buscar una pequeña canal que sube hacia Los Refoyos y que da paso a la Vega de Los Corrales del Conde; en la foto se ve evidente sobre la cabeza de José Carlos. Es una subida corta pero hay que hacer algo de trepada, con nieve dura resultó muy divertida.

Una vez en el chozo de los Corrales del Conde ya tenemos a la vista un buen grupo de montañas, entre las que destaca Cerro Pedroso, en la foto.


Pero nos iremos por la cresta de la izquierda, hacia el oeste, a ganar en una sencilla trepada la cima de La Tijera. Tuvimos que subir con mucha precaución pues ni José Carlos Rabanal ni yo llevábamos piolet ni crampones.

La cima más alta de los Altos de la Tijera tiene apenas 1.873 metros de altitud, pero es un balcón maravilloso sobre el Valle de Luna y las montañas de Omaña.

Una vez en la cima de La Tijera podemos disfrutar de amplias vistas hacia Omaña, y a nuestros pies el Pantano de Luna.

Hacia el naciente tenemos todas las cimas del núcleo de Los Llamargones; a nadie le amarga un dulce y son montañas muy bonitas.

En frente mismo tenemos al Cerro Pedroso.

Y nos podemos hacer fotos muy chulas teniendo a nuestras espaldas El Cirbanal y Peña Ubiña.
Hacía frío...frío, frío...


Se debe bajar de la cima al Puerto de la Cuencha; tendremos de frente Peña Ortegal y Las Tres Marías.


Siguiendo valle abajo por el arroyo Tijera llegaréis a una cantera que se cruza por un estrecho sendero, y de ahí ya estamos llegando a Mirantes.


La cantera se encuentra más abajo de La Tijera, un pequeño pero bonito desfiladero, y aprovecha el corte de la peña Las Lagartinas.


Una excursión corta para pasar una bonita mañana de invierno. Se llega hasta Mirantes de Luna, si tenéis buen día de frente veréis Mallo de Luna y su valle, y el pantano a vuestros pies. Tan solo queda regresar al camping para tomar el automóvil y regresar a casa.
¿Os ha gustado? Os encantará realizar esta excursión, pero ir bien equipados y prevenidos; ninguna montaña es pequeña si cambia el día y se mete la niebla o la ventisca.


Este es el plano de la zona de Mirantes de Luna y los Altos de la Tijera. En el plano pone Montes Tijera. Ideal para una bonita mañana invernal, ¿no os parece?