martes, 28 de mayo de 2013

Encuentro de Montañeros Leoneses en Colinas del Campo.

El domingo pasado acudí a Colinas del Campo de Martín Moro Toledano en un autocar de la Delegación Leonesa de Montañismo para participar en el XVII Encuentro de Montañeros Leoneses.
Ya han pasado 17 años desde el primero que celebramos en Aviados, y parece que fue ayer.

Calculo que seríamos unos trescientos los que acudimos a la llamada de la Peña de Montañeros Gistredo, de Bembibre y nos acercamos en autocares y coches particulares para participar en el Encuentro.
La primera parte es muy bonita, caminando por el encajado Valle Cebolledo hasta ir ganando altura.

Son mas de 7 kilómetros y 400 metros de desnivel hasta llegar al Campo de Santiago y la ermita. Pero son dos horas de disfrute en ese valle cerrado, lleno acebos y abedules por todas partes, hasta llegar a las praderas alpinas del Campo de Santiago.

Martín Moro el Toledano, al parecer, fue uno de los mozárabes que abandonaron Córdoba para ir a residir en estas agrestes montañas allá en los tiempos del rey Mauregato. Cuando fue depuesto por sus gentes nombraron rey a Alfonso II el Casto y poco tiempo después descubrieron en los confines de la tierra la tumba de uno de los Apóstoles de Cristo: Santiago, el Patrón de España.
A los pocos años ya iban en peregrinación personas de todo tipo y condición hacia Compostela siguiendo las trazas del Primer Camino de Santiago. El que pasaba por este valle.


Hay que seguir subiendo hasta el Collado de Santiago (1.640m) para poder ver con amplitud el Valle del Campo de Santiago.
Al otro lado se encuentra la bajada hacia Fasgar, la pista es amplia, pero el Encuentro tenía programada la subida a Arcos del Agua, Pico Fernán Pérez.
Yo no subí pues no andaba bien de un pie y no quería arriesgarlo en la dura bajada por el pedregal.

Sobre las 17.00 estábamos la mayoría de vuelta en Colinas del Campo para subir a los autocares y partir hacia Bembibre donde continuaríamos la fiesta del Encuentro.


Apenas entrar en el moderno pabellón de Bembibre nos estaba esperando la Banda de Gaitas de Bembibre.

Raciones de chorizo frito y empanada para recuperar fuerzas, y a los pocos minutos todos a danzar al son de la gaita.


De la panza nace la danza y en minutos todos estábamos meneando el solomillo.

Con el moscatel había alguno que se subía por las paredes.
Pero no hagan caso: ¡se cree que todavía tiene 20 tacos!

La despedida a los montañeros no pudo ser mas emotiva, saliendo del pabellón  por el pasillo de gaiteros. Por momentos pensaba que estaba haciendo de nuevo la mili.



El año próximo el Encuentro de Montañeros Leoneses será organizado por los montañeros de Laciana. ¡No os lo perdáis! Nos haremos mayores de edad, pues será el número 18.
Muchas gracias a toda la gente de la Peña de Montañeros Gistredo. Algorri seguro que os hubiera dado un beso a todos. Especialmente a las señoras.