lunes, 26 de noviembre de 2012

El hobbit, de J. R. R. Tolkien.

   El estar un mes de baja por un fuerte esguince en un tobillo tiene su lado bueno, pude aprovechar para leer o releer novelas que tenía pendientes. Una de ellas ha sido El hobbit, de J. R. R. Tolkien; una delicia.
Al parecer Tolkien escribió la novela para entretener a sus hijos, a principio de los años 30 de la pasada centuria, y se decidió a publicarla obteniendo un éxito inmediato.

Como bien indicó su amigo y competidor el escritor C. S. Lewis (el de Las Crónicas de Narnia) apenas leyó la obra El hobbit iba mucho mas allá de una novela para niños y dejaba entrever un mundo propio y original que se plasmaría en El Señor de los anillos y El Silmarilión.
Se disfruta con su lectura; las aventuras de los enanos acompañados por el hobbit y teledirigidos por el mago son estupendas y en los próximos días se va a estrenar una película basada en ellas.
Os dejo un trailer para que nos hagamos una idea.