domingo, 6 de marzo de 2011

El jardin del Profeta, de Khalil Gibran

El jardín del Profeta. Segunda parte de la gran obra Profeta, de Khalil Gibrán donde el gran poeta y escritor despliega y aposenta alguno de sus más bellos pensamientos en párrafos llenos de los más profundos sentimientos y el más elevado misticismo. Una pequeña joya que encontré, hace muchos años, en un mercadillo de libros viejos. Feliz el que pueda encontrarlo y leerlo.
¡Y tú, corazón mío!, ¡salam!, ¡porque con el salam puedes exhortar y cantar no obstante hallarte sumergido en lágrimas!; salam labios míos, porque vosotros pronunciáis el salam en el momento de gustar la amargura.
Así termina tan bella obra escrita.