martes, 21 de septiembre de 2010

Prejuicios interiores

Los prejuicios interiores impiden una correcta comprensión de todo cuanto nos sucede. Entre la ignorancia y los prejuicios formamos un filtro interior que colorea y fantasea cuanto de nuevo, diferente, incluso real nos acontece. Esto lo explicaba muy bien Jiddu Krishnamurti, que en paz descanse, a cuantos le quisieran comprender.
Yo, por mi parte, pongo estas cosas en Aldaba amiga y que cada cual piense lo que quiera. Si alguien tiene interés en algo que deje un comentario.
Realizar una auténtica limpieza interior es mucho más difícil de lo que se puede imaginar pero cualquier cosa puede ayudar; especialmente el contacto humano y una sana despreocupación por cuantas cosas pasan a diario en el mundo. Después uno puede realizar sus obras y acciones sin esos complejos que le atenazaban anteriormente.
Tal vez usted crea que es una persona sin prejuicios pero es posible que esté muy equivocado, podría empezar por preguntar a sus familiares y amigos, le ofrecerán la imagen que usted está intentando dar y después meditar algún día, en algún momento tranquilo, en silencio, sobre usted mismo y como responde, de una manera bastante automática, ante ciertos estímulos.
Sí, es cierto, eso no es usted, son los prejuicios con los que le han programado desde que era un niño y comenzó a hablar y discurrir. ¿Cómo evitarlo si no se es consciente?