miércoles, 12 de mayo de 2010

Jupiter repintado

Quizá el planeta más bonito que conocemos sea Júpiter, aunque hay que prefiere Saturno por sus anillos, su aspecto siempre cambiante, con sus bonitas bandas y manchas apareciendo y desapareciendo le hace especialmente atractivo para los aficionados a la astronomía y la fotografía. Aunque también se puede cambiar su aspecto a gusto del consumidor. Se logra una imagen fractal que resulte atractiva y se le superpone hasta el grado que parezca mejor logrando un efecto visual interesante. Las dos primeras imágenes son intentos de conseguir lo buscado y las dos inferiores son el dibujo y la fotografía del planeta.